RETO

¿Cómo logramos que la tecnología desarrolle su potencial de transformación social para el bien común?

Contexto

El big data se refiere al enorme incremento en el acceso y procesamiento de ingentes cantidades de información, controladas por empresas, autoridades y otras organizaciones y que utilizan nuevos algoritmos y técnicas para el manejo y procesamiento de estos datos. El llamado “Internet de las Cosas” (IoT) va a suponer una explosión de artefactos e instrumentos, altamente interconectados, y que no solo recogen enormes cantidades de información, sino que la procesan, cruzan y reutilizan para tomar decisiones en ámbitos variados de la vida social: desde la medicina, hasta la alimentación, desde las finanzas, hasta el transporte, desde la educación hasta los deportes.  Estos sensores proveerán información a los servicios de computación en la nube acerca de cómo los seres humanos interactúan con las cosas que les rodean (domótica, medicina, deporte, banca, …).

Los datos están en todas partes, son ubicuos, de modo que se está produciendo una datificación de la vida, una representación digital de la realidad, una ontología de datos en lo que algunos han llamado “datalogical turn”.

Se concibe la analítica de big data como una enorme revolución económica y social que ayuda a una toma de decisiones más atinada e informada y que permite identificar y predecir tendencias y correlaciones. Esto es especialmente relevante, como se ha visto en un contexto de crisis sanitaria como la actual, en ámbitos de interés social como la salud pública, donde el big data permite predecir la expansión de epidemias, descubrir efectos secundarios en los medicamentos, establecer medidas contra la contaminación ambiental, etc. Pero también tiene mucha importancia en la gestión de las políticas públicas, en el transporte, en la protección del medio ambiente, en la agricultura, en el cuidado y la dependencia, entre otros. Sin embargo, no son pocas las resistencias y miedos que genera entre la población esta analítica de big data, especialmente cuando están en juego datos de carácter personal, como los datos de salud o datos laborales.

Objetivo

La comunidad de trabajo configurada en el marco de la iniciativa “Eta orain,zer” busca promover un ecosistema de buena gobernanza de los datos masivos entre empresas, centros de investigación, ciudadanía e instituciones públicas de Gipuzkoa, orientado al bien común y confiable, con especial atención al ámbito socio-sanitario.

Resultado esperado

Con el fin de desarrollar una respuesta concreta a este objetivo, esta comunidad se propone impulsar un pacto de buena gobernanza de los datos masivos entre empresas, centros de investigación, ciudadanía e instituciones públicas de Gipuzkoa como marco para una explotación de los datos a través de algoritmos y tecnologías que sea justa, inclusiva y sostenible —en consonancia con la estrategia europea de RRI (responsable research and innovation) y los ODS (objetivos de desarrollo sostenible). 

¿Quieres recibir más información?








He leído y acepto la Política de Protección de datos